Sigue el blog por mail

jueves, 26 de enero de 2012

TÚ LOS CORALES

El trabajo, el estrés, las prisas, la precipitación, el agobio... no son buenos aliados de la poesía. En fin, sin excusas, pasados los meses, vuelvo a publicar. Poema nacido sobre mi querido kayak, en la bahía de Santander.


Como el mar vienes y huyes
Te alcanzo y no me unges
ni concluyes nunca
aquello que cien noches comenzaste

Te abrazo y desvaneces
Los cantos en las rocas
perezosas de espejismos
Te viertes y desembocas
en mil ríos salados
que nutren la arena
cuando baja la marea
con el orgullo cansado.
Mi noche ante tu bandera

Ahí desnudas para nadie
tus fondos misteriosos
cuando menos se te espera
Y en silencio, mansamente,
brotas, ruges y alardeas
del poder de tu evidencia
Avejentada de brea,
sabia, enjuta y marinera
Engullendo las orillas
que tu corazón cimbrea:
las paredes de mi vida
asonante y bandolera

Ya la ría nos devuelve
a su insólita existencia

Y tras tanto desconcierto
Tanto arrullo
Tanta espera
Sólo restos de salitre es lo que queda
Cicatrices en el verbo de tus labios
de frontera
Que hoy tampoco advertirán que
entre mi piel tu piel vuela

Yo, cansado, taciturno,
con los músculos zaheridos
de la brega y los zarpazos.

Es mi esencia, no soy yo,
la que vuelve a aquellos días
Cuando el mar
Ya no era otro
sino yo

Y tú los corales