Sigue el blog por mail

sábado, 29 de diciembre de 2012

CALENDARIO


¿Sabes tú qué fue de la osada primavera
que colmó de colores los colchones?
Florecimos sobre plantas espinosas.
Orgullosa, endiosada rebeldía,
codiciosa de verano

Entre sábanas cuajadas de espigas soñadoras
probamos los narcóticos frutos
de todos los jardines escondidos

Quizá por no expulsar al olvido
el sol que encendía aquellos días,
es por eso que prolongo este otoño desnudado,
inundando de hojas secas
tu lado de la cama

O tal vez porque todos los jinetes
que destino hacia el futuro,
más allá de los castaños anochecidos,
me hablan del invierno inabarcable de tu sombra,
la que aún ha de invadir de hielo el calendario


domingo, 23 de diciembre de 2012

MEANDRO



(Inspirada en un paseo en mi querida Marlin por el Embalse de Picadas, una joya escondida donde vive una nutria que es mi amiga. No lejos hay quien afirma haber visto sirenas)


Corto la bruma helada

que trémula se arrastra sobre mi regazo

y acompaso a mis paladas el lento devenir de un corazón

agradecido de alargar el espacio entre latidos

con vaivenes y profundas soledades



Pierdo y desbrozo las horas cortas

cruzando las nubes hacia tu abrazo,

niebla cómplice,

amante que disfrazas mis anhelos



Aire fiel exhalan los pinares que te escoltan

obligándome a negar mis horizontes,

a adoptar la paz miope,

el abandono en el estanque de lo incierto

Entre valses de quietud

mi nave suda, rezuma y escarchea

Puñal que rasga las ondas,

dura entraña enamorada de las aguas



Mientras, Itaca fulmina mis paladas

El camino incierto del viajero sin pasado

se despereza entre sudores y exorcismos



Y anhelo

la vida sin final

El libro sin capítulos

La historia en una página

El infinito río donde, al cabo,

poder morir en el meandro que escoltó

a la ola para besar la arena



viernes, 7 de diciembre de 2012

FOTOGRAFIA



Tu fotografía.
Casi perfil. Vuelta de medio lado.
Sorprendida guardando nimiedades
en un armario de hotel.
Son los comienzos.
No me miras.
Aún no me enfocabas.
Descubierta soñando sabe Dios qué caprichosas carambolas

Después vinieron muchas, decenas,
en lugares, poses y horas compartidas

Pero hoy me asalta ésta.
Casi perfil. Vuelta de medio lado.
Sorprendida guardando nimiedades
en un armario de hotel.
Son los comienzos.

Cuando tu aliento aún quedaba al alcance de mis besos

domingo, 2 de diciembre de 2012

RENUNCIANDO




Yo sé que está sucediendo

Lo sé cuando veo el aire empujar mi tronco,
deshojado,
mas yo vuelvo hacia él mis oxidados pasos,
por ver si seca mis ojos

Lo sé también
ya que si el sol calienta mi ventana
y acaso lame mi piel,
yo pliego las velas de mi alcoba
y enciendo una linterna bajo las sábanas frías
Seguro y desahuciado

Lo reconozco si la lluvia viene a limpiar
el barro de mis botas
y yo corro y las oculto,
para avanzar descalzo sobre cristales rotos

Definitivamente lo sé 
porque en todos los recuerdos que tendré
en el futuro más lejano que imagino,
ya estoy pegando tu foto en vez de todas las caras,
borrachas de tu olor a haya de otoño

Todas estas cosas suceden.
Suceden
cuando estoy renunciando