Sigue el blog por mail

sábado, 18 de enero de 2014

CANCION: Extraña de Lluvia

Hacía tiempo que no escribía una canción. Y supongo que, simplemente, a veces sucede. Sucede que lo necesitas, sucede que llega, sucede que no lo puedes parar, sucede que llueve y te empapas...

Sin la colaboración de Alvaro, mi querido hermano, hubiera sido imposible sacarlo adelante: guitarra, punteos, bajo, ritmos, ideas, mezcla, producción, gin-tonics... ah, y una oreja enorme para escucharme y una calma jobiana para aguantarme.

Presento EXTRAÑA DE LLUVIA  (pulsa para escuchar)




EXTRAÑA DE LLUVIA

Debo andar con cuidado
Pisar el camino exacto
Liberar los brazos
Abrir mis manos
Por si un bache acechando
Andar por caminos altos
Donde mis botas no pisen barro
Dejando pasar los días sin ir desnudo
Sin sobresaltos
Hacer lo que sea preciso
Para reposarme donde no estés tú

De andar casi a ciegas
Aturdido por los sonidos
Resecas manos
Los olores raros
Graznidos de tanto pájaro
Bebiendo en aguas profundas
Fingiendo siempre seguir saciado
Entrando en refugios fríos
Donde la nieve tiró el tejado
No quiero cruzar esa puerta
Porque al otro lado sé que vas a estar tú


Extraña de lluvia
Empapando el jardín
Extraña de lluvia
Soplando las hojas cuando aun no es otoño
Volviendo la vista detrás del cristal
Empañas los días
Me haces arriesgar
Recoges las riendas que dejé detrás
Extraña de lluvia
No existe otra canción ya

Seguiré este letargo
Tratando de no exponerme
De quemar las horas y
Pasar de largo
No me sigas los pasos
Intento obviar que el naufragio
Me llevó a tu isla
Me acabó agotando
No quiero leer el mensaje
De esta botella con que me sacio
Lucho por llenar mis líneas
Con otros poemas
Que no sean tú


Extraña de lluvia
Empapando el jardín
Extraña de lluvia
Soplando las hojas cuando aun no es otoño
Volviendo la vista detrás del cristal
Empañas los días
Me haces arriesgar
Recoges las riendas que dejé detrás
Extraña de lluvia
No existe otra canción ya


Abandonar el pasado
Bajar los brazos
Calentar tus manos
Vivir despacio
Venerar los espejos
Porque en todos quien mira eres tú

 
Extraña de lluvia
Empapando el jardín
Extraña de lluvia
Soplando las hojas cuando aun no es otoño
Volviendo la vista detrás del cristal
Empañas los días
Me haces arriesgar
Recoges las riendas que dejé detrás
Extraña de lluvia
No existe otra canción ya



jueves, 2 de enero de 2014

INUNDACIÓN

(poema antiguo, mucho tiempo en la barrica)


Los tréboles humildes
besando tus pies descalzos
con su escarcha

La brisa de la noche
lunática
de sal y de deleite

El baile de las garzas
más allá del horizonte
que emproas con fiereza

Las mil constelaciones
que tientan con sus guiños
los rescoldos de tus vidas

Ni uno solo de ellos, ni uno solo
ninguno ha de vencer tu Corazón
pues Él es mío
y con el Mío

camina
sopla
danza y
centellea

donde el río de la vida
inunda un arrozal
de suelos cuarteados